Los ahogamientos son la tercera causa de muerte por causas externas ​ Solo en España, en 2018,fallecieron 483 personas por ahogamientos accidentales (378 hombres y 105 mujeres), rompiendo la tendencia descendente de los años previos. Y la OMS calcula que cada  año  en el mundo mueren 236.000 personas por ahogamiento y  que el mayor riesgo de ahogamiento se da niños, sobre todo en los menores de 6 años. La mayoría de los ahogamientos suceden  en zonas sin vigilancia y muchos de ellos en la playa. ¿Sabrías que hacer si ves que alguien se ahoga en el mar?

Para evitar que estos accidentes vayan a más, la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), a través de su Grupo de Trabajo de Urgencias y Emergencias, coordinado por la doctora Marta Martínez del Valle, aconseja que, tantolos  testigos como rescatadores, sigan la secuencia de la llamada “Cadena de supervivencia del ahogamiento” del European Resuscitation Council.

Esta cadena define cinco actuaciones clave (cinco en total) que hay que  realizar para intentar mejorar la supervivencia después de un ahogamiento.

  1. Prevenir el ahogamiento, es decir confirmar que se está seguro tanto en el agua como en los alrededores.
  2. Reconocer el peligro y si existe, solicitar a alguien que llame para pedir ayuda.
  3. Proporcionar flotación a la persona que está en peligro para evitar que se sumerja.
  4. Sacar a la víctima del agua, solo si es seguro hacerlo.
  5.  Proporcionarle los cuidados necesarios y buscar atención médica.

Qué hacer si ves que alguien se ahoga : el rescatador no debe ponerse en peligro

En la medida de lo posible, hay que intentar salvar a la persona que se está ahogando sin entrar en el agua. La doctora Marta Martínez del Valle explica que” Si la víctima está cerca de tierra firme, se la puede intentar sacar del agua con la ayuda de cuerdas, salvavidas. Si es imprescindible meterse en el agua para rescatarla, hay que ponerse un salvavidas o un dispositivo de flotación e intentar ir acompañado de un segundo rescatador”.

Cuando el ahogamiento se ha producido por zambullirse en aguas poco profundas, tras el uso de un tobogán de agua o por estar realizando esquí acuático, es habitual que el ahogado presente lesión cervical. En estas situaciones, hay que tener mucho cuidado y limitar la flexión y extensión del cuello cuando se le esté sacando del agua.

Cómo reanimar a un ahogado

Una vez fuera del agua, hay que colocar a la víctima en posición horizontal.

Si respira con normalidad conviene colocarle en posición lateral de seguridad (de lado).

Si no respira, o no lo hace con normalidad hay que llamar a los Servicios de Emergencia Sanitaria (112/061) e iniciar la reanimación cardiopulmonar.

Siguiendo el algoritmo del ahogamiento del European Resuscitation Council (ERC), si no respira, hay que dar 5 respiraciones de rescate (boca-boca), de una duración de aproximadamente 1 segundo y con la suficiente intensidad para elevar el pecho del paciente.

Si el paciente no presenta signos de vida, se continua la reanimación cardiopulmonar administrando 30 compresiones torácicas y después dos respiraciones Hay que seguir proporcionando compresiones/respiraciones con una ratio de 30/2 hasta que llegue al lugar ayuda sanitaria,

Si hubiera un desfibrilador (DEA) en la zona del ahogamiento, hay que conectarlo tan pronto como sea posible y seguir sus indicaciones.

Cómo prevenir problemas en el mar

Para prevenir problemas en el mar, el Ministerio de Sanidad da estos consejos

  • Respetar las banderas:  no bañarse nunca si hay bandera roja y recordar que con bandera amarilla es peligroso, en este caso lo prudente es bañarse solo hasta la cintura y con precaución.
  • Bañarse solo en playas con vigilancia respetando las indicaciones de los socorristas.
  • Si estás dentro del agua y te cansas o tienes dificultad para volver, nada de espaldas moviendo las piernas solamente hasta llegar cerca de la orilla.
  • Si sientes que te arrastra una corriente, nada paralelamente a la playa y, una vez que haya salido de la corriente, nada hacia la orilla.
  • Bañarse de noche es muy peligroso, si te ocurriera algo, nadie podría verte.
  • Las colchonetas y otros objetos hinchables deben utilizarse con precaución, ya que pueden arrastrarnos hacia dentro con rapidez.
  • Sal enseguida del agua si te cansas o sientes frío.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Photo by jacilluch

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad