Desde que llegaron los  teléfonos móviles a nuestras vidas, hacemos fotos de todo, en cualquier momento del día y circunstancia porque sabemos que si luego no nos gusta, lo podemos borrar y esta posibilidad incluye también a los bebés.

Las fotos nos permiten compartir el día a día de nuestros hijos con la familia y los amigos y son un precioso recuerdo de las anécdotas de la infancia, además de una excelente idea de regalos para bebés (álbumes, cuadros, cojines personalizados, etc.).

Ahora bien, por muy modernas que sean las cámaras de fotos que traen los móviles, y por muchos retoques que se puedan hacer, hay cosas que no han cambiado a la hora de hacer fotos en general, como la luz, el enfoque, el fondo, etc.

Que tener en cuenta al fotografiar al bebé

Fotografiar a un bebé no es fácil porque los bebés no posan, aunque quizá esto también forma parte del encanto de sus fotos. Las mejores fotos infantiles suelen ser las robadas.

Aquí tienes algunas ideas que pueden ayudar a hacer fotos a un bebé;

1. Ponerse a la altura del bebé

Como decía antes, el enfoque de la foto es muy importante. Hay que tener en cuenta que los bebés son mucho más pequeños que nosotros, los fotógrafos. Por eso, para hacer una buena foto conviene ponerse a su altura, de rodillas en el suelo.

Si la idea es hacer un retrato, una buena idea es colocar al bebé sobre una alfombra lisa (de color pastel) cerca de una pared lisa donde no haya nada más.

2. Enfocarle a los ojos

Colocándonos a la altura del bebé, podemos enfocar sus ojos y captar la mirada del bebé y las emociones que transmite. Los ojos del bebé son la parte más expresiva de su cara.

3. Cuidar el fondo de la foto

Antes de hacer una foto conviene fijarse en lo que saldrá detrás del bebé. Cuanto más sencillo sea el fondo, mejor. La foto puede cambiar mucho si detrás del pequeño se ve un jardín o una pared de color pastel a un montón de coches o mucha gente con ropa de colores chillones. Cuantas menos cosas haya en la imagen, más protagonismo tendrá el bebé

4. Aprovechar la luz natural

Lo ideal es hacer las fotos con luz natural, especialmente con la luz del atardecer y la luz del amanecer, que son las más suaves.

Para que la imagen no quede a contraluz hay que evitar que el sol quede enfrente de la cámara.

Ahora bien, no hay que poner al bebé mirando al sol, ni exponerle mucho el flash o a un foco en la cara porque guiñará los ojos. El flash no hace daño al bebé, pero el fogonazo puede molestarle o distraerle.

En los interiores lo ideal es colocar al niño frente a una ventana. Si le da el sol en la cara, se puede matizar la luz colocando una sábana.

5. Vestir al bebé con ropa sencilla en tonos lisos

Durante varios años coordiné las producciones fotográficas en una revista de crianza y tuve la suerte de trabajar con una excelente fotógrafa experta en retratos, Nines Mínguez, con amplia experiencia en fotografiar a bebés.

Cuando elegíamos la ropa con la que vestir a los bebés, siempre descartábamos los modelos con estampados (rayas, muñecos, cuadros…) porque podía crear confusión en la foto.

Cuando se va a hacer una foto, lo mejor es vestir al bebé con ropa sencilla, sin volantes ni accesorios que puedan distraer, en colores pastel (blanco, azul claro, lila…), pues los colores fuertes roban protagonismo al niño.  También es muy importante usar prendas que el niño esté acostumbrado a llevar para que se sienta cómodo.

6. Hacer muchas fotos

Como decía al principio, las mejores imágenes de los bebés suelen ser las robadas, y para lograr estas fotos un truco es hacer muchas fotos seguidas, a modo de ráfaga, tanto cuando intentamos hacer un retrato como cuando el bebé no mire, en diferentes momentos de su día a día jugando, comiendo, dormido. Seguro que entre todas ellas hay alguna imagen con un gesto divertido o tierno que te gustará guardar como recuerdo.

Una idea divertida es fotografiar al bebé cada semana en el mismo lugar con un enfoque y un fondo similar para ir comparando su evolución.

7.Dejar al niño a su aire

Lo mejor dejar al niño a su aire y no empeñarnos en colocarlo, porque se va a mover. Por ejemplo, si le dejamos jugando sobre una alfombra con varios juguetes seguro que conseguimos gestos mucho más expresivos que si le sentamos en una sillita y le decimos que sonría. Cuanto más naturaldad, mejor

8. Cuidar el ambiente y la temperatura

Si vamos a hacer una foto desnudito, es importante subir la temperatura de la habitación y si hace falta poner debajo del bebé una manta eléctrica para que no pase frío. La manta eléctrica se puede cubrir con una sabanita.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad