Si quieres quedarte embarazada, pero no sabes cuándo es el mejor momento para intentarlo, hay algunas pautas que te pueden ayudar a saber cuándo estás ovulando para poder buscar el embarazo en el momento justo.

Los días fértiles del ciclo menstrual

Los médicos desaconsejan mantener relaciones sexuales a diario porque disminuyen la calidad del semen. 

Por eso, cuando se conocen los días fértiles del ciclo menstrual aumentan las probabilidades de lograr un embarazo al poder buscar el bebé en los días más propicios.

Los días más fértiles del ciclo menstrual son los previos a la ovulación y el día en esta que se produce, ya que el espermatozoide tiene una vida media de 48 a 72 horas y el óvulo una vida máxima de 24 horas.

Como los días fértiles de la mujer están relacionados con el período de la ovulación, que es cuando la mujer tiene más oportunidades de concebir, vamos a ver qué es la ovulación y qué síntomas físicos pueden ayudar a detectar la ovulación, como por ejemplo los pinchazos en los ovarios.

¿Qué es la ovulación?

La ovulación ocurre una vez al mes y se inicia cuando el ovario expulsa a la trompa de Falopio un óvulo que ha madurado

El ciclo menstrual se cuenta desde el día en que empieza la menstruación hasta que llega la siguiente regla.

Normalmente, en un ciclo medio de 28 días, la ovulación se produce a mitad del ciclo (13-14 días después  del comienzo de la última regla). Pero no todas las mujeres tienen ciclos regulares.

Para detectar los días de ovulación, aparte de observar los síntomas que se explican a continuación, se puede utilizar un test de ovulación que mide el nivel de la hormona LH en la orina.

Síntomas de la ovulación

La ovulación produce una serie de cambios hormonales en el organismo de la mujer, que pueden venir acompañados de estos síntomas:

1 Cambios en el flujo o moco cervical

El flujo cervical se produce en el cuello del útero y cambia de consistencia y color según la fase en la que nos encontramos. Tras la menstruación apenas está presenta, luego empieza a ser pegajoso y cuando se aproxima la ovulación empieza a estar más cremoso. Durante la ovulación se vuelve más resbaladizo, pegajoso y elástico, con una textura y la transparencia similar a  la clara de huevo; (se estira formando un hilo).

2 Aumento de la temperatura basal

La ovulación puede subir ligeramente la temperatura corporal basal (temperatura del cuerpo al despertarnos).

Para poder registrar bien los cambios de temperatura es importante tomar la temperatura con el mismo termómetro a diario, cuando se está en reposo, a la misma hora antes de levantarse y sin hacer antes ningún tipo de desplazamiento que pueda variar la temperatura ya que, entonces no será fiable.

Hay que evitar tomar antes cualquier líquido y hay que haber dormido tres horas por lo menos.

  • Por normal general, la primera fase del ciclo la temperatura basal, es decir antes de la ovulación, oscila entre 36.5 – 36.8ºC.
  • Unos dos días antes de la ovulación la temperatura baja muy levemente y a los dos días vuelva a subir entre 0.2ºC y 0.4ºC.

Esta diferencia de temperatura ayuda a saber que hemos ovulado, aunque por desgracia no se puede saber el día exacto de la ovulación.

3 Cambios en el cérvix

Durante la ovulación también se producen cambios en el cérvix o  cuello del útero, que se vuelve más blanco y abierto.

4 Aumento de la hormona Luteinizante (LH)

Unas 24-36 horas antes de la ovulación, el organismo de la mujer segrega la hormona luteinizante (LH)

La cantidad de LH se puede medir en la orina con ayuda de un test de ovulación, de venta en farmacias.

Para utilizar correctamente el test de ovulación:

  • Hay que recoger la orina siempre a la misma hora.
  • Es importante no orinar en las 4 horas anteriores de la prueba.
  • Los días más fértiles son los que se detecta la subida de LH y el día posterior.

Otros síntomas menos comunes de la ovulación

Además de los cambios descritos, pueden aparecen otros síntomas (no todas las mujeres los tienes) que podría servir de ayuda para saber si se está o no ovulando, como:

  • Aumento del deseo sexual.
  • Pinchazos en los ovarios.
  • Mayor sensibilidad en los pechos.
  • Un ligero manchado.

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Ayudas para las familias: por nacimiento, madre trabajadora, discapacidad, hijos a cargo, familias numerosas, familias monoparentales y partos múltiples

Riesgos del embarazo a partir de los 40 años

A quién se parecerá el bebé: las leyes de la herencia genética

Cómo obtener usuario clave para hacer trámites on line con la administración

Permisos laborales para padres y madres

Comparte si te gusta
Publicidad