Cuando llueve, muchas mujeres se llevan las manos a la cabeza ( y nunca mejor dicho) pensando cómo la humedad encrespa el pelo. Yo hace tiempo que dejé de hacerlo gracias un tratamiento llamado plástica capilar y  unos sencillos cuidados.

Me he pasado muchos años de mi vida, plancha en mano, peleándome con mi pelo abundante y ondulado. De jovencita, en las peluquerías siempre me celebraban mucho la cantidad de pelo que tengo. Pero, precisamente por esto, a mí no me gustaba nada mi pelo, porque en cuanto había un poco de humedad se ondulaba más y abultaba un montón (por ejemplo se me ponía fatal en la playa, con la humedad ambiente del mar) y mi sueño de siempre ha sido tener el pelo liso.

Mi sueño se cumplió hace unos cuantos años, cuando descubrí la plástica capilar. Desde que me hago este tratamiento, mi pelo no solo está liso, sino libre de encrespamiento. Y ahora el comentario que más oigo relacionado con mi melena es del tipo: “Pero, ¿Cómo haces para salir de la piscina y que el pelo se te seque así de liso?”.

Adiós al encrespamiento

Hace poco, una de las amigas que me preguntó cómo hacía para mantener el pelo liso, me animó a compartir en la web los trucos para evitar el encrespamiento, así que aquí tenéis mi solución para evitar que el pelo se encrespe con la lluvia. En mi caso, la clave está en la plástica capilar y unos poquitos cuidados de mantenimiento. Desde que me hago la plástica, mi pelo luce liso de forma natural y no se encrespa con la humedad de la ducha o del ambiente.

Es cierto que el objetivo de la plástica no es alisar, pero en mi caso, por la estructura de mi cabello, funciona así.

Tuve la suerte de descubrir la técnicas de la mano de mi amiga, Valeria Gonzálvez (a quien conozco desde que llegó a España hace más de 15 años), que creó en 2008  Aquarela Peluqueros, un centro capilar que ya es un referente en Alisado Brasileño de Keratina y en tratamientos de Keratina y Recuperación Capilar, y ella, que conocía bien mi pelo  desde años, me aconsejó probar la plástica y ya no la he dejado.

Cómo se hace la plástica capilar

La plástica es un tratamiento a base de Keratina y colágeno, idóneo para los cabellos ondulados, que además huele fenomenal, no como esos tratamientos de alisado a base de  Keratina” y no sé que más que venden por internet.
Os confieso que tras el confinamiento, como no me atrevía a ir a la peluquería con la pandemia, me hice en casa un tratamiento de Keratina que compré por internet que, además de oler fatal, me quemó el pelo. Es cierto que me lo alisó, pero según fue pasando el tiempo, también lo fue volviendo más débil y quebradizo y mi cabello no se recuperó hasta que me hice un buen corte y esperé un tiempo prudencial para poder hacerme una plástica y reponer la Keratina perdida.

Y es que, además de reducir el volumen (hasta un 30%), la plástica repone la Keratina perdida, sella las cutículas del cabello y restaura las puntas partidas. Todo esto ayuda a prevenir la caída del cabello.

Antes de la última plástica que me hice, hará como un mes, se estaba cayendo el pelo de forma un poco alarmante. Las agresiones del verano, el cambio de estación al otoño y la agresión periódica del tinte lo habían dejado muy seco y débil. Con el colágeno que le aporta la plástica, mi pelo recuperó la elasticidad y ahora se me cae mucho menos.

El tratamiento de la plástica se realiza en la peluquería de forma parecida al alisado brasileño:

  1. Primero te lavan el pelo con champú especial de limpieza profunda anti-residuos.
  2. Después te aplican el producto mecha a mecha, por todo el cabello y lo dejan reposar unos minutos
  3. El siguiente paso es secarlo  muy concienzudamente con el secador, alisándolo mucho
  4. Una vez seco y liso, se pasa la plancha mecha a mecha.

Si la técnica se hace bien, te pasas dos o tres horas como mínimo en la peluquería porque  la aplicación de calor en mecha es fundamental para que el producto penetre en la cutícula.

Después, hay que estar un mínimo de dos días sin mojarse el pelo, ni usar gomas ni pinzas que puedan alterar la forma del cabello.

Cuidados del pelo después de la plástica capilar

Los resultados de la plástica capilar pueden durar entre tres y seis meses dependiendo de las agresiones a que se someta el pelo (como ocurre con el tinte) y lo que lo cuides.

Para evitar que la cutícula se abra de nuevo, conviene lavar el pelo con un champú sin sal, que tiene un PH equilibrado que ayudan a mantener la grasa natural del cuero cabelludo. Los champús que llevan  cloruro de sodio o Ph 7.0 actúan como detergentes y fomentan la porosidad. Puedes encontrar productos sin sal en la web champú sin sal. Yo uso la marca Stratti y me va bien.

Además, es necesario hidratar el pelo con regularidad para que recupere la humedad, aplicando como mínimo un par de veces al mes una mascarilla hidratante sin sal durante un mínimo de 30 minutos, para que el pelo pueda absorber bien los nutrientes. Para facilitar la absorción, yo utilizo un gorro térmico (que se enchufa a la red eléctrica).

Con estos sencillos cuidados puedes presumir de pelo liso sin necesidad de plancha o cepillo y secador. Es comodísimo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad