El Hospital Clínico San Carlos está utilizando, en el marco de un ensayo clínico, un nuevo dispositivo que evita la apnea del sueño.

El dispositivo es un aparato portátil de dimensiones reducidas (más pequeño que un teléfono móvil), que detecta las apneas y las corrige en tiempo real mediante la aplicación de estímulos electromagnéticos, imperceptibles para los pacientes.

Cómo funciona el dispositivo que evita la apnea del sueño

En concreto, el dispositivo, que se llama Kalinix, ha sido diseñado por bioingenieros españoles y está en proceso de marcado CE, estimula los músculos orofaríngeos, fortaleciéndolos por medio de ondas eléctricas, que abren y dilatan la vía aérea superior impidiendo que se interrumpa la respiración durante la noche, y reduciendo los ronquidos hasta en un 88%.

El dispositivo se adapta de forma personalizada a las características anatómicas y funcionales de cada persona por unos sensores que se colocan debajo de la mandíbula, con unos apósitos que se apoyan en la piel. Los sensores generan impulsos electromagnéticos y la y frecuencia de estos se ajusta por medio de algoritmos basados en técnicas de inteligencia artificial, según la resistencia al flujo de aire en la vía aérea superior que presentan los músculos orofaríngeos.

Con el uso de este dispositivo, no sólo se evita la relajación y obstrucción de la vía aérea durante el sueño, sino que también se consigue un efecto diurno persistente por el fortalecimiento y aumento del tono muscularorofaríngeo, ya que se ha visto que los impulsos de ondas electromagnéticas cambian la morfología de los músculos que provocan la apnea. En opinión de la doctora Myriam Calle Rubio, jefa de Sección de Neumología del Hospital Clínico San Carlos: “Si se consolida este cambio de la morfología muscular, podría plantearse como una posible curación de esta enfermedad sin necesidad de recurrir a ningún dispositivo”.

Los resultados del estudio realizado en el Hospital Clínico San Carlos han demostrado que el aparato consigue una apertura de la vía aérea superior y mejora la duración del sueño y la calidad del descanso nocturno.

El 70% de las personas que han usado el aparato han mejorado la elasticidad y tonicidad de los músculos respiratorios, algo que es fundamental para evitar la obstrucción de la vía aérea y las apneas de sueño; y en el 88% de los casos han disminuido de forma importante los ronquidos, tras un período de entrenamiento de 6 semanas, con 3 sesiones semanales de 20 minutos de duración.

En palabras del doctor Juan Luis Rodríguez Hermosa neumólogo, del Hospital Clínico San Carlos e investigador principal del estudio, El desarrollo y uso de este dispositivo es un avance importante para mejorar la calidad de vida de las personas con apnea del sueño, ya que muchas de ellas necesitan estar conectadas mientras duermen a una especie de máscara o equipo de presión positiva continua en la vía aérea, conocido como CPAP, que tienen que llevar también en sus desplazamientos, hasta el punto de que muchos pacientes abandonan la terapia por las incomodidades que presenta”.

Los resultados obtenidos con el dispositivo son tan esperanzadores que van a permitir que se repitan las mismas sesiones dos meses después sin su ayuda “para evaluar si los resultados obtenidos a corto plazo se mantienen a medio y largo plazo, y comprobar si la curación de la apnea obstructiva del sueño puede ser persistente”.

Qué es la apnea del sueño

La apnea del sueño es un trastorno de la respiración durante un periodo de tiempo breve

La apnea del sueño se produce por episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior mientras se duerme, que suelen durar entre los 10 y los 60 segundos, pudiendo llegar a ser más prolongados. Los síntomas más habituales son los ronquidos y la somnolencia excesiva diurna

Se calcula que la apnea afecta a alrededor del 4% de mujeres y al 6% de varones adultos y que su prevalencia aumenta con la edad. Además, se asocia con otras enfermedades como la hipertensión y una mayor descompensación de los factores de riesgo cardiovascular.

La apnea también afecta a los niños y es más frecuente en los prematuros y los niños que padecen una enfermedad respiratoria (como la bronquiolitis, o la neumonía). La causa más frecuente  de las apneas en la infancia es tener las amígdalas demasiado grandes (agmídalas hipertróficas).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad