Se calcula que más de 2 millones de personas en España tienen cálculos renales, un trastorno que puede derivar en un cólico nefrítico, que puede ser un proceso muy doloroso. Con motivo de la celebración del Día Mundial del Riñón, el 10 de marzo,  los expertos de la clínica médico-quirúrgica de Urología Roc explican cómo prevenir los cálculos renales y que tratamientos hay para eliminarlos.

Cómo prevenir los cálculos renales

El 85-90% de las piedras que se forman en el riñón aparecen asociadas a la dieta y a los hábitos de vida actuales del mundo occidental, como:

  • Mala alimentación, con dietas ricas en proteínas, baja cantidad de frutas y verduras.
  • Consumo de poca agua, que se ve sustituida por otras bebidas que pueden deshidratar el organismo o que contienen demasiada azúcar, lo que favorece la presencia de cálculos renales.

Para prevenir la formación de cálculos los expertos aconsejan seguir una dieta baja en grasas saturadas, sal, azúcares y, sobre todo, en beber mucha agua, preferiblemente baja en sodio si es embotellada o descalcificada si es del grifo.

¿Qué síntomas dan los cálculos renales?

El problema de los cálculos renales es que no suelen producir síntomas hasta que se produce un cólico nefrítico, un episodio muy doloroso que en muchos casos provoca que el afectado vaya directamente a urgencias.

La Dra. Gemma Duque, uróloga de la Unidad de Litiasis de ROC Clinic, explica que el cólico renal suelen producir  “un dolor que comienza de forma súbita en la región lumbar, se irradia hacia la zona genital o abdominal y puede acompañarse de náuseas o vómitos si un cálculo se ha desplazado y está obstruyendo la salida de la orina del riñón. También puede aparecer hematuria (sangrado en la orina), por el desplazamiento de la piedra, y fiebre en los casos de mayor gravedad si hay  infección”.

Según explica el doctor Fernando Cabrera, urólogo del mismo centro:  «Cuando una persona acude con estos síntomas a urgencias se realiza una  analítica de sangre y orina, una radiografía, una ecografía y, si es necesario, un TAC, para poder detectar si se trata de un paciente con litiasis y en su caso, qué tamaño tiene el cálculo, dónde está localizado y si necesita una intervención urgente o se puede eliminar con otras medidas».

Cómo se eliminan los cálculos renales

Según datos de Roc Clinici se  calcula que el 12% de los hombres y el 6% de las mujeres sufren un episodio de cálculos renales a lo largo de su vida. La Asociación Española de Urología, se estima que el 50% de los pacientes con antecedentes de cólico volverá a tener otro episodio a lo largo de su vida.

El tratamiento de los cálculos renales depende también del tipo que sean. Los cálculos pueden ser de:

  • Calcio (combinados con otras substancias como el oxalato)
  • Acido úrico (que se pueden presentar con la gota y la quimioterapia)
  • Estruvita (en personas con infecciones urinarias recurrentes)
  • Cistina (se forman por un trastorno hereditario)
  • Otras substancias, a consecuencia del consumo de ciertos medicamentos

Según datos de la Asociación Española de Urología, las litiasis cálcicas suponen un70-80% del total, seguidas de los cálculos de ácido úrico (10%), las litiasis infectivas (2-15%) y los cálculos de cistina (1-2%).

Los cálculos renales más habituales son los de oxalato cálcico (calcio más oxalato) En estos casos, se aconseja disminuir que no eliminar, el consumo de verduras de hoja ancha como las acelgas o las espinacas, frutos secos, fresas, chocolate puro,  bebidas relacionadas con cola y té.

La Dra. Duque, aconseja que las personas con cálculos renales seguir una dieta sana, variada y mediterránea en la medida de lo posible, evitar azúcares, grasas saturadas y alimentos ricos en sal y reducir la ingesta de carne roja a una vez a la semana y sobre todo, beber suficiente agua para orinar entre 2 y 2,5 litros de orina a lo largo del día.

Si la piedra supera los 5mm y puede generar obstrucción, se estudia el tratamiento más adecuado en función del tamaño, localización, dureza o naturaleza de la piedra. El dr Cabrera Cabrera explica que, “hay diferentes tratamientos, que van desde la litotricia -ondas de choque para fragmentar los cálculos- a la cirugía percutánea recomendada por piedras de gran tamaño, por encima de los 2 cm o 2 cm y medio”.

Las técnicas quirúrgicas para eliminar los renales han avanzado mucho en  los últimos años con el uso de aparatos miniaturizados que permiten llegar al interior del riñón y fragmentar las piedras, bajo visión directa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad