El frío sensibiliza las terminaciones nerviosas de los riñones y la vejiga y hace a estos órganos más vulnerables a sufrir infecciones. Además, puede provocar mayor necesidad de ir al baño, lo que también aumenta las posibilidades de infección urinaria, pues esta se produce cuando algunas bacterias patógenas, habitualmente la E. Coli que vive en el intestino, entran en la piel de la uretra y desde esta acceden a la vejiga e incluso a los riñones.

Los síntomas de las infecciones urinarias de los niños son muy variados: desde mojar la cama repentinamente, sentir dolor al hacer pis, fiebre, falta de apetito hasta vómitos.

Las infecciones urinarias afectan más a las niñas, porque la uretra del sexo femenino es más corta lo que facilita la transmisión de bacterias desde el exterior al tracto urinario y, además, la distancia entre el orificio de salida de la uretra y el orificio de salida del intestino es muy corta, lo que también facilita el paso de las bacterias del intestino a la uretra.

A menudo las infecciones son recurrentes. Según explica la Dra. Ana Ortiz, gerente del área de salud de Farmasierra: “Hasta un 30% de los niños que han sufrido un primer episodio de infección urinaria no complicada (tipo cistitis), vuelven a sufrir un nuevo episodio, lo que puede provocar que tengan que tomar antibióticos cíclicamente”.

Consejos para prevenir la cistitis en los niños

La experta ofrece estos consejos para ayudar a prevenir la cistitis en los niños:

  • Darles el pecho  al menos durante los primeros seis meses de vida tal y como recomienda la OMS, para transmitirle defensas a través de la leche materna y reducir el riesgo de estreñimiento.
  • Asegurarse de que beben suficiente agua. Cuando hace frío, al sudar menos, sentimos menos sed. Una buena hidratación ayuda prevenir infecciones urinarias.
  • Mantener una buena higiene íntima y enseñar a los niños a limpiarse los genitales de delante hacia atrás para no arrastrar bacterias del ano a la uretra. De bebés, cambiarles el pañal a menudo y limpiarles siempre los genitales de esta forma
  • Usar ropa interior de algodón, pues los tejidos sintéticos no transpiran bien lo que facilita  el crecimiento de bacterias.
  • Evitar que los niños retengan la orina. Lo ideal es hacer pis en cuanto se siente la necesidad. Al retener la orina aumenta el riesgo de que las bacterias entren en las vías urinarias y se reproduzcan.
  • Evitar el estreñimiento ofreciendo al niño frutas y verduras que faciliten el tránsito intestinal. Si, aun así, no se resuelve, consultar con el pediatra la conveniencia de tomar otras medidas para tratarlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad