​Las gafas de sol se asocian a la primavera y el  verano pero, en realidad, son necesarias durante todo el año. Aunque en otoño y en invierno, el sol se encuentra más lejos y sus rayos no queman tanto, las gafas de sol siguen siendo necesarias en numerosas circunstancias, por ejemplo para practicar deportes de invierno como el esquí y el snowboard o cuando subimos  a la montaña, incluso en los días nublados.

 Además, unas buenas gafas de sol nos protegen del viento y de las pequeñas partículas que este puede arrastrar. Según explica Gema Yunta, portavoz del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO),  «A largo plazo, la luz directa es un factor de riesgo para que aparezcan cataratas, pero hay otros efectos perniciosos más inmediatos, como conjuntivitis con daño en la córnea (queratitis) y enrojecimiento ocular».

Todos sabemos lo molesto que es que te entre una mota de polvo o un grano de arena en el ojo. Las gafas de sol evitan que esto ocurra y además no solo protegen solamente los ojos, sino también la delicada piel que los rodea, que es propensa a las arruguitas y las patas de gallo. Yo, desde luego, nunca salga a la calle sin mis gafas de sol.

Las gafas de sol de mala calidad son contraproducentes

Por todo ello, es fundamental utilizar  gafas de sol de buena calidad. Se trata de proteger nuestros ojos no debemos conformarnos con cualquier cosa. Sin embargo, según los datos que maneja el CNNO, una de cada tres gafas de sol que se venden en España no están homologas y no superan los controles necesarios (no llevan lentes con filtros de protección solar adecuados), porque se compran en bazares, tiendas de todo a cien o mercadillos, porque a menudo no nos paramos a pensar que las gafas de sol son mucho más que un accesorio de moda. Las gafas de sol son protección para nuestros ojos  y unas gafas de sol malas son contraproducentes. Desde el CNNO indican que «es mejor no llevar ninguna que optar por unas gafas de sol no homologadas».

Para asegurarnos de que las gafas de sol han pasado los controles necesarios, se aconseja adquirirlas en una óptica o un centro oficial, donde solo trabajan con marcas homologadas con la marca CE. Existe la falsa sensación de que estos comercios son “más caros”, pero  la mayoría ofrecer gran variedad de precios y además, en noviembre se pueden encontrar buenas ofertas para comprar gafas de sol como las del Black Friday en General Optica.  

Requisitos de unas buenas gafas de sol

La montura, mejor grande

La montura de las gafas de sol debe ser grande y adecuada al uso que vamos a dar a las gafas:  no es lo mismo usarlas para correr que para pasear o practicar un deporte de montaña. Lo ideal es que la montura cubra también los ojos por los lados (para evitan que la radiación solar entre por ahí). Las gafas pequeñas dejan parte de los párpados al descubierto  y expuestos a las radiaciones.

Lentes, con filtros adecuados

Las lentes deben tener filtros especiales que reduzcan la intensidad de la luz y al mismo tiempo impidan al 100% que lleguen al ojo las radiaciones dañinas, de los rayos  infrarrojos y ultravioletas (filtro UV). La gafa debe especificar el número de categoría de filtro (factor de absorción) que va de 0 a 4 según su capacidad de absorción a la luz. El óptico te podrá orientar cuál es el más adecuado para ti.

  • El color de la lente no influye en el nivel de protección. Lo importante son los filtros. De hecho, se pueden poner los filtros en gafas graduadas con cristales claros. Las lentes que no cumplen los certificados de calidad dejan pasar la radiación solar, aunque sean oscuras.
  • Las lentes polarizadas eliminan los reflejos horizontales que pueden llegar del agua o la nieve evitando el deslumbramiento. Se aconsejan para deporte de agua y nieve.
  • Las lentes de espejo llevan un revestimiento en su superficie que permite reflejar parte de la luz para que no llegue al ojo. Se aconsejan en deportes náuticos y de invierno y en ambientes muy deslumbrantes.

Cuidados de las gafas de sol

  • Conviene conservar las gafas en un estuche resistente a golpes y caídas.
  • Las gafas se deben limpiar con agua y jabón, evitando el uso de disolventes y alcohol.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad