Desde la década de los 70, la edad media en la que una mujer tiene su primer hijo no ha dejado de subir,  en parte por las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral y las dificultades económicas y pero también la mejor de los avances médicos, que permiten detectar antes las complicaciones que pueden surgir en un embarazo para prevenirlas y tratarlas.  Actualmente, la edad media en la que las mujeres tienen su primer hijo en España ya supera los 32 años. Y además, según Eurostat, Italia y España tienen el mayor porcentaje de madres de más de 40 años.  

A partir de los 35 años baja la fertilidad

Hasta  muchos unos años, se consideraba mayor para tener hijo a las mujeres que superaban los 35 años. Ahora, se mira esta edad para valorar la fertilidad, pero no para lograr un embarazo.

Según explica el doctor Juan Antonio García Velasco, director de IVI Madrid: ” A partir de los 35 años la calidad de los ovocitos cae en picado, por lo que siempre será más sencillo y, por lo tanto, médicamente recomendable, lograr el embarazo en una mujer más joven. Pero, por otro lado, con la tecnología actual es posible reducir la tasa de abortos y optimizar los resultados con los test de diagnóstico genético preimplantacional que permiten detectar si hay alguna anomalía en alguno de los 23 pares de cromosomas”.

La prueba está en que en  el IVI, la edad media del las pacientes está en los 37 años y en  2019, el 46% de los tratamientos realizados en las clínicas de IVI en España se hicieron con mujeres mayores de 40 años. 

Riesgos del embarazo a partir de los 40 años

El riesgo de que surjan complicaciones en el embarazo para la embarazada y el feto, aumenta a medida de que lo hace la edad de la embarazada, pero las complicaciones no están condicionadas solo por la edad, sino que también tiene que ver, y mucho, el estado de salud de la mujer antes de quedarse embarazada.

Según explica el especialista del IVI, “al aumentar la edad, en la futura madre madre, aumenta el riesgo de que aparezca  diabetes gestacional e hipertensión asociada al embarazo, aunque ambos trastornos se pueden tratar. También hay más riesgo de que el parto sea por cesárea en lugar de parto vaginal. En el caso del futuro bebé, sobre todo, hay más riesgo de nacer antes de tiempo (prematuridad) y de aborto en el primer trimestre”.

Pronóstico del embarazo a partir de los 40 años

No obstante, como decía al principio, lo más importante, por encima de la edad, es el estado de salud de la embarazada, antes y durante el embarazo.

Si la futura madre se cuida por dentro y por fuera, hace una dieta equilibrada, realiza ejercicio, descansa lo suficiente y sigue un buen control médico durante todo el embarazo, el riesgo de sufrir complicaciones baja notablamente.

Publicidad

 

 

 

 

Cuidados y controles en el embarazo en madres mayores

Como en cualquier embarazo, antes de ponerse a buscar el bebé conviene visitar al médico de familia para que recete ácido fólico, una vitamina del grupo B que ayuda para prevenir la espina bífida y otras malformaciones del tubo neurológico en el feto y aconseje los análisis y pruebas necesarias para valorar el estado de salud de la mujer.

Durante el embarazo, los controles médicos son los habituales de cualquier embarazo, salvo que exista alguna alteración que puede complicarlo. Como he comentado anteriormente, con la edad aumenta el riesgo de diabetes gestacional, hipertensión arterial  y parto prematuro.

Para valorar el riesgo de malformaciones congénitas, se realiza a todas las embarazadas  un screening en el primer trimestre que combina los resultados de la ecografía del primer trimestre, el nivel en sangre de proteínas placentarias y la edad de la madre. Es habitual que, por la edad  los resultados aconsejen someterse a una amniocentesis , pero si los demás índices de riesgo son bajos no hay que alarmarse. La decisión de hacerse o no la prueba corresponde a la madre.

No obstante, en muchos hospitales se ofrece ya una prueba de cribado -test de adn fetal– sin ningún riesgo (es un análisis de sangre) que permite descartar el riesgo de anomalías en muchos casos.

Ventajas de ser madre a los 40

Como ya he comentado en alguna ocasión, tuve a mi tercer hijo, la niña, cerca de los 40 y aunque he disfrutado mucho los primeros años de cada uno de mis hijos, esta la estoy disfrutando de una forma más serena, con más calma y seguridad, probablemente porque es la tercera, pero también porque con la edad te tomas las cosas con más tranquilidad.

A los 40 la maternidad se suele afrontar con una madurez emocional y normalmente también en una mejor situación económica familiar. La pareja está más preparada para afrontar la maternidad y, hasta, sobrellevas mejor levantarse varias veces por la noche, aunque habrá quien diga lo contrario. Puedes ampliar información en este artículo sobre las ventajas de ser madre a los 40 años. Además, según un  estudio, la maternidad tardía aumenta la esperanza de vida. 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cuándo se sabe el sexo del bebé

Cómo cuidar el suelo pélvico en el embarazo (y siempre) para prevenir pérdidas de orina
Diagnóstico prenatal: qué es el test prenatal no invasivo

Dudas sobre el embarazo y el parto durante la pandemia del coronavirus

Cómo elaborar un plan de parto
Comparte si te gusta
Publicidad
Publicidad