El el 27 de febrero se celebra el Día Mundial de la Anosmia (pérdida de olfato), una patología que ha alcanzado mayor relevancia con la pandemia por la Covid-19, ya que pérdida del olfato es un síntoma frecuente del COVID-19, que además dura bastante tiempo un porcentaje significativo de casos. Se calcula que un 50% de las personas que han sufrido Covid ha tenido alteraciones del gusto o el olfato y que las alteraciones persisten más de 2 meses en el 15% de los pacientes y se hacen persistentes en el 5%.

Según informa la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), la pérdida de olfato puede ser consecuencia de infecciones respiratorias, traumatismos,  cirugías nasales, uso de determinados fármacos, enfermedades y también por el envejecimiento biológico.

En palabras del Dr. Pablo Parente, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital HM Rosaleda de Santiago de Compostela y director de la Unidad de Anosmia del hospital: “aunque las alteraciones del olfato y del gusto no tienen un impacto grave en la salud, afectan a la calidad de vida del paciente, e incluso pueden tener consecuencias laborales en profesiones, como la de los cocineros, en las que estos sentidos son esenciales».

El especialista explica que para diagnosticar el grado de anosmia y poder tratar los problemas del olfato se realiza una prueba llamada olfatometría. En algunos casos, este test olfatométrico se complementa con una gustometría:  “el olfato es un sentido muy abstracto y sus alteraciones pueden pasar desapercibidas para el paciente. La olfatometría permite diagnosticar y cuantificar la pérdida de olfato, saber si es completa o parcial y, en el caso de que sea parcial, valorar el grado de hiposmia para realizar el tratamiento y valorar después su evolución”.

Qué tratamientos hay para la pérdida de olfato

Aunque se han publicado diversos tratamientos para la anosmia, hasta el momento, según explica el experto, únicamente el uso de corticoides y la rehabilitación olfativa han obtenido suficiente evidencia científica para poder  recomendarlos.

Rehabilitación olfativa

La rehabilitación o entrenamiento olfatorio se realiza con una estimulación frecuente de los receptores y la vía olfativa mediante la exposición a aromas diferentes durante un tiempo en el que va variando la estimulación. Los estudios han demostrado que un 50-60% de los pacientes mejoran con esta terapia, y que las expectativas de éxito son mayores cuanto antes se inicia este tratamiento.

Es un tratamiento sencillo y nada invasivo que se usa desde desde hace tiempo en otros países de Europa y del mundo, y que en España no se conoce todavía mucho, a pesar de sus buenos resultados. “Cuando un paciente llega a consulta lo hace porque lo está pasando mal por culpa de la pérdida de olfato, pero la mayoría no sabe que existe un tratamiento asequible y muy eficaz para su problema”, explican los especialistas en Otorrinolaringología de HM Rosaleda.

  • Cuando un paciente acude por un problema de anosmia, se le hace una primera evaluación en la consulta del otorrino con una exploración endoscópica de las fosas nasales. Se piden las pruebas radiológicas necesariay luego se le deriva  a una consulta específica donde se le realiza olfatometría para determinar el grado y características de la pérdida de olfato.
  • Una vez que se tienen todos los datos, se establece un tratamiento específico para cada caso.
  • En la mayoría de los casos el paciente nota los resultados del tratamiento en las primeras semanas y una gran parte recupera el olfato en poco tiempo. Lla rehabilitación puede durar todo el tiempo que haga falta para recuperarse ya que no tiene efectos secundarios y se puede adaptar  las necesidades de cada paciente.

Un estudio preliminar del Servicio de Neurología de HM Hospitales, presentado en el I Congreso Nacional COVID-19, reveló que un 90% de los pacientes afectados por COVID-19 con anosmia recuperan el olfato antes de 60 días.

El mismo estudio, realizado con 61 pacientes que fueron tratados en HM Hospitales por el Servicio de Neurología con la colaboración del Servicio de Otorrinolaringología (ORL) también destaca que un 10% de los pacientes no han recuperado el olfato seis meses después de la infección por Covid

Desde la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), también destacan que diferentes trabajos de investigación han demostrado que la aromaterapia es eficiente para entrenar el olfato y la  capacidad cerebral para identificar olores, almacenarlos y recordarlos, lo que ayuda a acelerar la regeneración de las células dañadas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad