El Congreso Nacional del Laboratorio Clínico (LabClin 2021), organizado por la Sociedad Española de Medicina de Laboratorio (SEQC), la Asociación Española de Biopatología Médica-Medicina de Laboratorio (AEBM-ML) y la Asociación Española del Laboratorio Clínico (AEFA) ha dedicado un capítulo al cribado de la preeclampsia en el embarazo, un trastorno del embarazo que puede ser muy peligroso para la futura madre y para el feto.

Según ha explicado la investigadora Marta Fabre Estremera, del Servicio de Bioquímica Clínica del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza) » la preeclampsia es una enfermedad propia del embarazo, que desaparece cuando este finaliza.  Provoca hipertensión arterial  y puede afectar a varios órganos como el riñón, el hígado o el sistema nervioso central.»

La experta estima que la preeclampsia complica alrededor del 2-5% de los embarazos en España, aunque afortunadamente la asistencia sanitaria en España y la conciencia de la enfermedad en las embarazadas permite permite detectar la preeclampsia en sus etapas iniciales en numerosos embarazos, impidiendo que produzca síntomas más graves.

El  85% de los casos aparecen después de la semana 34 de embarazo y suelen ser leves sin repercusión importante en la madre y el feto. Pero el 15% restante, las preeclampsias que empiezan antes de la semana 34 del embarazo, se asocian con más frecuencia a graves complicaciones maternas y fetales. En palabras de la experta, “la preeclampsia es una de las principales causas de morbimortalidad materna y perinatal, y en España, es la segunda causa de muerte materna.  Aunque la mayoría de los casos evolucionan de forma benigna, es necesario vigilar su progreso e intervenir antes de que evolucione a formas graves, como la eclampsia o el síndrome HELLP (siglas inglesas de hemólisis, aumento enzimas hepáticas y trombocitopenia). El único tratamiento efectivo en los casos graves es terminar el embarazo».

Aunque se desconoce la causa de la preeclampsia, se saben algunos factores de riesgo, como la hipertensión, la diabetes,  las enfermedades renales, enfermedades autoinmunes, la obesidad, el embarazo múltiple y haber sufrido preeclampsia en un embarazo anterior.

Detectar la preeclampsia antes de sea grave

Para detectar la preeclampsia precozmente, en algunos hospitales de nuestro país se realiza un cribado de la preeclampsia en el primer trimestre del embarazo que ayuda a identificar a las embarazadas con mayor riesgo de sufrir preeclampsia precoz, para poder ofrecerles un tratamiento diario con ácido acetilsalicílico desde antes de la semana 16 del embarazo, lo que ayuda a reducir la posibilidad de desarrollar una preeclampsia temprana y grave.

De hecho, en 2020, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), en su última guía clínica, recomendó realizar el cribado de preeclampsia en el primer trimestre de la gestación y la Comisión de Diagnóstico Prenatal de la SEQC está trabajando en la elaboración de un documento de consenso acerca de las diferentes estrategias y calculadoras disponibles para realizar el cribado de la preeclampsia en el primer trimestre de gestación”.

Por ejemplo, el Hospital Universitario de Getafe cuenta con un programa de cribado de preeclampsia que se ofrece a todas las embarazadas durante el primer trimestre de embarazo, que tiene en cuenta la edad de la embarazada, los antecedentes de salud, la tensión arterial y los valores de los análisis de sangre y de determinados parámetros ecográficos (arterias uterinas). El Hospital 12 de Octubre también lo realiza, aunque con un procedimiento diferent),

El Hospital de Elda, en Alicante, también realiza el test de preeclampsia combinando los datos de la embarazada (edad, peso, tensión arterial), con los resultados de la ecografía y un análisis de sangre.

Síntomas de la preeclampsia

La preeclampsia suele aparecer en la segunda mitad del embarazo, a partir de la semana 20, y suele provocar hipertensión, dolor de cabeza persistente, edema en cara y manos y presencia de proteínas en la orina.

Si la preeclampsia no se trata, puede provocar insuficiencia renal en la madre e interferir en el aporte de oxígeno y sustancias nutritivas que recibe el feto a través de la placenta, lo que  obliga en  ocasiones a finalizar el embarazo antes de tiempo de forma urgente.

La preeclampsia desaparece tras el parto, pues el problema que lo provoca es una alteración de la placenta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad