Durante la lactancia, aunque ya se tengan otros hijos, pueden surgir problemas y dudas porque cada bebé es diferente. Una buena ayuda para solucionar los problemas de lactancia es contactar con los grupos de  lactancia, que ofrecen una ayuda de madre a madre.

La llegada de un hijo  y, sobre todo, tener que atender las necesidades de un recién nacido durante las 24 horas del día cambia de golpe la vida. Por mucho que nos preparemos en el embarazo, no llegamos a entender lo que significar tener un hijo hasta que el bebé llega al mundo. Es más, aunque se tengan más hijos, con cada bebé siempre surgen nuevas dudas y temores porque cada hijo, y cada momento de la vida también, es único.

Muchas de estas dudas tienen que ver con la lactancia materna. Aunque la lactancia sea un acto natural, es habitual que surjan dificultades porque tanto la madre como el bebé tienen que aprender a adoptar una postura correcta. Pero incluso aunque la madre sepa cómo colocar al bebé, también pueden surgir problemas (yo tuve grietas en mi segundo posparto y entonces ya trabajaba en una revista de crianza y tenía contacto con varios asesores de lactancia),  pero una cosa es la teoría y otra la práctica y, como he dicho antes: cada hijo y cada momento de la vida son únicos.

Los problemas de lactancia tienen solución pero si no se frenan pronto pueden complicarse bastante

Muchas veces lo que empieza siendo un “pequeño” problema de postura deriva en un círculo vicioso que se va complicando cada vez más: cuando la postura para dar el pecho no es del todo correcta y el bebé no saca suficiente leche, así que se pasa una eternidad enganchado al pecho, se queda dormido, vuelve a mamar un ratito, se vuelve a dormir… Y así todo el día. El resultado es que el bebé está se queda agotado, insatisfecho e irritable. Y la madre se agota también (física y psicológicamente) porque tiene la sensación de que no hace otra cosa que dar el pecho, y además, como el pecho no se está vaciando bien, se empieza a hinchar y a molestar y pueden aparecer retenciones de leche que deriven en una problema más serio de mastitis, o dolorosas grietas en el pezón si el niño no se está enganchando bien, que dificultan aún más la lactancia y el vaciado del pecho.

Cuando ocurre algo así, lo ideal es que una persona experta revise la postura en la que la madre da el pecho y también cómo se engancha el bebé y oriente sobre las mejores posturas en cada situación, por ejemplo las mejores posturas para dar el pecho después de una cesárea y también sobre cómo aliviar las molestias.

Actualmente, la mayoría de las matronas y muchos enfermeros y pediatras han recibido formación específica para atender los problemas de la lactancia materna. Incluso existe incluso un máster de lactancia materna. Pero no siempre es posible dar pronto con un profesional que entienda bien los problemas de la lactancia materna y pueda ver in situ lo qué está ocurriendo.

Otra opción muy práctica, que además puede suponer un apoyo importante para los padres recientes en el posparto, es contactar con un grupo de lactancia, donde van a conocer a otros padres que están viviendo situaciones similares.

Grupos de lactancia, una ayuda de madre a madre

Muchos de los grupos de lactancia están organizados por mujeres  que se han formado como asesoras de lactancia para ayudar a otras madres recientes o con lactancia prolongada. Estos grupos suelen realizar reuniones, cursos o actos en espacios cedidos por hospitales, ayuntamientos y asociaciones en los que explican las posturas para dar pecho, intercambian experiencias sobre lactancia materna y otros temas de crianza y también resuelven dudas. Las reuniones presenciales se han restringido temporalmente a consecuencia del Covid, pero algunos grupos están haciendo reuniones online.

Además, en muchos grupos las madres con más experiencia atienden por teléfono las dudas que surgen al dar el pecho.

Hay muchos grupos de lactancia repartidos por toda la geografía española, incluso hay grupos especializados en lactancia múltiple. Para localizar el grupo de apoyo más cercano a tu lugar de residencia solo tienes que entrar en este enlace de la web de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN).

La IHAN (una iniciativa que reconoce a los hospitales que facilitan la lactancia materna) recomienda en  en su documento ‘10 pasos para evaluar la calidad asistencial a las madres lactantes en los hospitales y maternidades’, recomienda “Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia natural y procurar que la madre se ponga en contacto con ellos a su salida del hospital o la clínica”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad