Aunque dar de mamar sea un acto natural y haya quien diga que por ello no debería haber problemas en la lactancia, también es algo nuevo para el recién nacido y su madre, incluso cuando no se trata del primer hijo y esta ya conoce las posturas adecuadas para dar el pecho, ya que cada niño es distinto y tiene necesidades diferentes necesidades.

La clave para que la lactancia vaya bien está en adoptar una postura correcta , pero además puede haber otros condicionantes que influyen: como el carácter y el tamaño del bebé (si ha nacido muy pequeñito es probable que se canse antes mamando), la forma de los pezones, las circunstancias de la madre, el entorno  (sin querer, las visitas al recién nacido pueden alterar el buen desarrollo de la lactancia) o la existencia de otros problemas, como el frenillo en el bebé

Síntomas que alertan de problemas en la lactancia

Cuando aparece un problema en la lactancia es habitual es que empeore de forma rápida e interfiera en la producción de leche. Por eso, es importante buscar ayuda y consultar con la matrona del centro de salud o un grupo de lactancia si se observa alguno de los siguientes síntomas:

1 Tomas muy cortas o demasiado largas

Ambas situaciones indican que el bebé no está succionando bien y por lo tanto no obtiene suficiente leche: cuando ocurre esto, el bebé puede optar por dejar el pecho y pedir al rato o seguir succionando, pero en ambos casos lo más probable es que no reciba suficiente leche ni estimule el pecho adecuadamente para producir más leche.

2 El bebé sigue teniendo hambre después de la mayoría de las tomas

Relacionado con el punto anterior, la aparición regular de hambre poco después de comer puede deberse a un mal agarre del pecho.

3 El bebé pasa muchas horas sin mamar

Aunque las madres soñemos con el momento en el que nuestro bebé duerma toda la noche de un tirón, no es conveniente que un recién nacido se salte tomas o duerma toda la noche sin parar a mamar.

Los bebés de pocos meses necesitan alimentarse cada pocas horas para aumentar suficiente peso para crecer.

Cuando un recién nacido duerme más de cuatro horas seguidas de noche, conviene comentarlo con el pediatra para ver si conviene despertarle para amamantarle.

Publicidad

4 Notar el pecho congestionado y dolorido

Durante los primeros días es normal que el recién nacido se duerma al pecho y no lo vacíe lo suficiente. La acumulación de leche puede hacer que el pecho se hinche y ponga duro (y duela) y dificultar el agarre del bebé al pecho.

Esta ingurgitación se alivia aplicando calor húmedo antes de poner al recién nacido al pecho y aplicando frío entre las tomas. También es útil dar un masaje suave para ablandar la areola y el pezón.

Conviene poner al bebé al pecho a menudo para vaciarlo, y si es necesario sacarse la leche con la mano.

5 Sentir dolor al dar el pecho

El dolor interfiere con la lactancia materna e indica claramente que el bebé no se está agarrando bien al pecho.

La aparición de grietas en los pezones, sobre todo, puede provocar que amamantar muy doloroso para la madre. Normalmente aparecen porque el niño no succiona bien (porque está muy separado y solo se engancha al pezón y no coge la areola, por ejemplo).

El dolor también puede ser indicio de que hay un conducto bloqueado, un problema que si no se soluciona puede ocasionar una infección en el pecho llamada mastitis. Puedes ampliar información sobre este problema y cómo solucionarlo en este artículo sobre grietas, mastitis e ingurgitación.

Ahora no se valora tanto el aumento de peso en el bebé para ver si mama bien

Hasta hace un tiempo, lo que más se valoraba para ver si un bebé mamaba bien era si cogía peso o no,  y para ello se le pesaba todas las semanas, pero ahora este factor no se mira tanto porque los bebés no engordan de forma constante, sino que tienen altibajos

Dependiendo de cada niño, el pediatra dará las pautas sobre cuando pesarle, pero si no hay problemas, lo habitual es hacerlo una vez al mes, en la consulta del pediatra.

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

2 Comentarios

  1. Maria del Mar

    Buenos días, que hacer si el bebé es muy pequeño y bajo de peso y no se agarra al pecho, aún teniendo leche y buen pezón?

    Responder
    • Mujer y MADRE hoy

      Es posible que haya algún problema con la <>postura al dar el pecho. TE aconsejo que lo consultes con la matrona del centro de salud

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Cómo ayudar al bebé a dormirse cuando se despierta a media noche

Requisitos para ser familia numerosa y pasos para pedir el título

Ayudas para las personas con discapacidad en España

Comparte si te gusta
Publicidad
Publicidad