La episiotomía es una de las prácticas del parto más cuestionadas ya que durante mucho tiempo se ha practicado de forma generalizada sin ser necesaria.

Aunque poco a poco ha ido bajando el uso de esta práctica, todavía se sigue usando en casos en exceso. La Asociación El Parto es Nuestro ha denunciado en numerosas ocasiones la realización de episiotomías innecesarias,y la OMS en sus recomendaciones sobre el parto dice que ” La episiotomía, la incisión quirúrgica que a veces se practica en la vulva para facilitar la salida del feto y evitar desgarros en el perineo, debe usarse solo en casos extremos”.

La episiotomía es un pequeño corte que se realiza en el periné (entre la vulva y el ano) para ampliar la apertura vaginal y que luego hay que suturar con puntos. Su objetivo es facilitar la salida del bebé y evitar el desgarro de los músculos vaginales. Pero como puede tener algunos efectos secundarios, las voces expertas piensan que, salvo que sea estrictamente necesario por un riesgo importante de pérdida de bienestar fetal, se debería dejar la decisión de hacerla o no en manos de la mujer. De hecho, en muchos planes de parto se da la  la opción de elegir sobre este procedimiento médico.

La OMS en sus recomendaciones sobre el parto, dice que ” La episiotomía debe usarse solo en casos extremos”.

Indicaciones materna y fetales para la episiotomía

LA Sociedad Española de Ginecología (SEGO) también recuerda en sus recomendaciones que la episiotomía de rutina no es necesaria y que solo debe hacerse de forma selectiva o en casos de partos que tengan dificultades y establece estas posible indicaciones maternas y fetales .

  • Periné poco elástico o muy resistente, muy musculoso, muy corto, delgado y de musculatura atrófica o vagina poco elástica.
    Mujeres primíparas (primer parto).
  • Prematuridad
  • Macrosomía (bebés muy grandes)
    Distocia de hombros
  • Determinadas presentaciones fetales, que el feto esté colocado de nalgas  o mirando hacia arriba o con la cabeza extendida
  • Parto instrumental con fórceps o ventosa
  • Cuando el estado del feto aconseje su salida rápida.

Para ayudar a  prevenir la episiotomía,  conviene preparar el periné a lo largo del embarazo con masajes de aceite de rosa de mosqueta y fortalecer el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel. La matrona del centro de salud te puede explicar cómo masajear el periné para ayudar a distenderlo.

La mayoría de las episiotomías cicatrizan sin problemas en tres-cuatro semanas, pero en algunos casos pueden aparecer complicaciones como infección, pérdida de sangre, anemia, dehiscencia o separación de la episiotomía, edemas, hematomas, dolor en las relaciones sexuales e incluso trauma psicológico.

Conviene consultar con el médico si hay un dolor que no desaparece con analgésicos, sangrado abundante genital, secreción purulenta, herida abierta o fiebre.

Para evitar complicaciones es esencial cuidar bien la herida después de la intervención. Tienes información sobre cómo hacerlo en el artículo cuidados de la episiotomía.

 

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad