El sentido del oído es fundamental en el desarrollo del bebé. La falta de audición provoca retrasos en el desarrollo intelectual y social, porque un niño que no oye bien no puede interactuar plenamente con su entorno, ni aprender a hablar.  ¿Cómo comprobar que el bebé oye bien y cómo estimular la audición del recién nacido?

En España, la mayoría de las hipoacusias se detectan pronto gracias al “Programa de Detección Precoz de la hipoacusia infantil”, mediante un screeming auditivo que se ofrece  a todos los recién nacidos, normalmente en el hospital donde vienen al mundo.

La OMS estima que entre 1,5 y 6 casos de cada 1.000 niños nacidos vivos sufren hipoacusia o sordera. La mayoría de las hipoacusias infantiles se detectan en el primer año de vida y un  80 % están presentes en el nacimiento. Es decir, hay un 20% de problemas de audición que no se detectan con las pruebas que se hacen al recién nacido o que aparecen algo más tarde.

La detección precoz y sobre todo, la intervención para tratar los problemas de audición, mejoran mucho la evolución del desarrollo del lenguaje y la comunicación del niño.

Por todo esto, es fundamental comprobar que el bebé oye bien y también estimular su audición.

Sordera: síntomas y tratamiento

Al principio, el oído del recién nacido percibe mejor los sonidos agudos que los graves. Por eso, los bebés reconocen antes las voces femeninas que las masculinas.

Los síntomas de la sordera en un bebé son:

Hasta los tres meses

  • No se sobresalta con un ruido fuerte o muy sonoro (una campanilla, una palmada, etc.).
  • Los ruiditos que hace son monótonos, sin variaciones.

A partir de los 3 meses

  • No busca a la madre o al padre cuando le hablan.
  • No hace ruiditos para llamar la atención.
  • No mueve el sonajero para hacerlo sonar.

Para comprobar si tu hijo oye bien, puedes tumbarle boca arriba, acércate a él y, sin dejar de mirarle, coge un objeto sonoro y moverlo junto a uno de sus oídos.  Debería girar la cabecita hacia esa dirección. Si no lo hace, es un indicio de  que tiene problemas de audición o de otro tipo.

Ante la mínima sospecha de que un bebé sufrir problemas de audición, conviene consultar al pediatra para que lleve a cabo un primer análisis y valore la necesidad de derivar al pequeño a un otorrino.

Si se comprueba que un bebé no oye bien, puede empezar el tratamiento de la sordera con prótesis (audífono o implante coclear) y logopedia antes de los seis meses de vida, lo que permitirá que pueda aprender a hablar.

Algunos juegos para estimular la audición

El oído uno de los sentido más desarrollados en el recién nacido, incluso antes, pues el feto ya distingue la voz de su madre del resto de los sonidos.

  • Uno de los mejores estímulos para el oído del bebé es escuchar la voz de sus padres. Hay que hablarle mucho, aunque pensemos que no nos entiende. Por ejemplo, durante el paseo, cuando va en la sillita, relajado, puedes ir contándole lo que veis por el camino.
  • También puedes jugar con tu bebé a explorar sonidos. El procedimiento es el mismo que el que se utilizar para comprobar si oye bien: tumbarle boca arriba y hacer sonar objeto cerca de su oído, pero cambiando el tipo de sonido y pasando de uno más fuerte a uno más suave, imitando una secuencia rítmica
  • A partir de los tres meses, cuando ya empieza a agarrar los objetos con sus manitas puedes ofrecerle  juguetes sonoros. Hay una gran variedad, desde los clásicos sonajeros a  juguetes que reproducen los sonidos que hacen los animales, bocinas oa instrumentos musicales para bebés (n el tambor, pianos que se tocan con los pies..).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad