Cuando una mujer descubre que está embarazada, es habitual que se pregunte si puede seguir usando sus cremas habituales y si necesita utilizar algún producto más. Y es que, durante el embarazo las cremas son muy necesarias para hidratar la piel, prevenir las estrías, aliviar la pesadez de piernas y protegerse del sol.

¿Qué cremas usar en el embarazo?

En el embarazo, lo ideal es optar por cosméticos hipoalergénicos lo más naturales posibles. Es decir, conviene usar cremas a base de fórmulas suaves y ligeras y que no contengan ingredientes químicos que pueden irritar la piel o causar alergias, ya que los cambios hormonales del embarazo pueden afectar a la piel, que ahora puede mostrarse más sensible a los productos externos.

Cremas anti estrías

El aumento de volumen, que se producen en el pecho y sobre todo en la tripa, estira mucho la piel. Si la piel no está suficientemente elástica,  la capa superficial (epidermis) se puede “romper” al estirarse y provocar la aparición de estrías.

Para mantener la elasticidad y prevenir las estrías, conviene hidratar mucho la piel desde el principio del embarazo con un producto específico, rico en nutrientes, como la crema con manteca de karité. Esta crema, sin aditivos químicos ni orgánicos, también ayuda a eliminar las estrías y calma y nutre la piel tras la exposición al sol.

Para mejorar el efecto de la crema antiestrías, conviene aplicar la crema dos veces al día, por la mañana y por la noche, y una de ellas hacerlo con la piel ligeramente húmeda, por ejemplo, después de la ducha, cuando los poros están más dilatados.

Cremas hidratantes

Salvo que presentes alguna alergia repentina, puedes seguir usando tu crema habitual en el rostro, pero además es muy importante que hidrates bien todo el cuerpo (y no solo la tripa y el pecho), si es que no lo hacías antes, con productos de cosmética natural. En la actualidad, hay muchas cremas específicas para el embarazo que cubren las necesidades que puede tener la piel en el embarazo.

Cremas con protección solar

Durante el embarazo es necesario utilizar un índice de protección solar elevado porque los cambios hormonales aumentan el riesgo de que se oscurezcan las pecas y los lunares y de que aparezcan manchas, sobre todo en la cara y en la tripa.

Los cambios hormonales también pueden propiciar la aparición de una sombra alrededor de la boca y la nariz (que se conoce como “máscara del embarazo” o cloasma) y de una línea oscura que recorre el abdomen de arriba a abajo (que se conoce línea alba). Aunque desaparecen después del parto, es importante proteger muy bien estas zonas del sol.

Cremas refrescantes

En el embarazo es habitual sufrir retención de líquidos y pesadez de piernas, sobre todo en el tercer trimestre. Las principales líneas de cosmética tienen productos específicos para refrescar las piernas cansadas en el embarazo.

Cremas para el acné

Aunque normalmente los cambios hormonales del embarazo suelen mejorar el aspecto de la piel, en ocasiones pueden alterar la producción de sebo y provocar la aparición de acné en el embarazo. En este caso, lo más prudente es consultar con un dermatólogo qué cremas conviene utilizar para combatir el acné.

Cremas depilatorias

Los cambios hormonales del embarazo pueden aumentar la cantidad o la fuerza del vello corporal. Los mejores métodos para depilarse en el embarazo son la cera fría y las cremas depilatorias. También son inocuos la cuchilla y los aparatos eléctricos, pero como ahora la piel está más sensible, pueden resultar más molestos

La cera caliente se desaconseja porque el calor dilata las venas y aumenta el riesgo de varices y tampoco es buen momento para hacerse el láser porque se desconocen sus efectos en el embarazo y además, los cambios hormonales pueden hacer que la técnica no cause el efecto deseado.

Como las cremas depilatorias se aplican ocasionalmente sobre la piel y la absorción es pequeña, no hay riesgos. Ahora bien, es importante elegir una crema suave e hipoalergénica para evitar reacciones ahora que la piel está más sensible.

Cremas contraindicadas en el embarazo

En el embarazo se desaconsejan las cremas anticelulíticas, porque suelen llevar cafeína (que podría ser absorbida por la piel y llegar al feto a través de la placenta), y también las cremas despigmentantes (cremas para quitar manchas) porque se desconoce su efecto sobre la gestación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad