Durante el embarazo, no solo cambia la tripa. En realidad, cambia todo el cuerpo de la embarazada. Los órganos que se encuentran cerca del útero tienen que desplazarse, y a veces apretarse. La vejiga, el aparato digestivo, los pulmones y el corazón de la embarazada tendrán que desplazarse ligeramente e incluso cambiar un poco la forma en que funcionan para  hacer sitio al útero que alberga al feto.

Los órganos cambian de posición

El organismo  de la embarazada empieza a experimentar cambios desde el primer trimestre de embarazo incluso antes de saber qué se espera un bebé, porque se producen cambios hormonales ya desde el momento de la concepción.

A lo largo del embarazo se incrementa el volumen de sangre, crece el pecho, se forma la placenta, va aumentando el volumen de líquido amniótico.

Según avanza el embarazo, los órganos que rodean el útero van modificando su posición para hacer sitio al bebé que está creciendo.

Cambios en la vejiga

La vejiga es uno de los órganos que más acusa los cambios del embarazo, especialmente en el primer  trimestre de embarazo y en el tercer trimestre de embarazo.

Aunque al principio del embarazo el útero es todavía pequeño, por su situación, entre los huesos de la pelvis, empuja enseguida la vejiga, provocando las clásicas ganas de hacer pis a menudo que forman parte de los síntomas del embarazo (aunque en ello también influyen mucho los mencionados cambios hormonales).

Las molestas ganas de hacer pis con frecuencia suelen remitir en el segundo trimestre de embarazo a medida que crece el útero  y sale de la pelvis y vuelven a aparecer en el tercer trimestre a medida que aumenta la tripa y, sobre todo, en las semanas previas al parto cuando el útero baja y desplaza nuevamente la vejiga.

Cambios en el aparato digestivo

Al final del primer trimestre, el intestino grueso y el intestino delgado se desplazan ligeramente hacia arriba y se comprimen un poco conforme el útero aumenta de tamaño.

Al final del embarazo, el intestino tiene poco sitio y funciona con más dificultad. Esto, unido a los cambios hormonales que ralentizan la digestión, puede provocar estreñimiento aunque no a todas las embarazadas les ocurre.

Hacia el tercer trimestre de embarazo, cuando el útero está bastante alto, el estómago no cabe bien y cambia de posición colocándose más horizontal.

El orificio de entrada que separa el estómago del esófago (cardias) cierra peor y por ello puede aparecer acidez, como una quemazón que sube hasta la garganta.

Cambios en el corazón

El corazón de la embarazada también cambia ligeramente de posición, pues se va colocando más horizontal a partir del segundo trimestre, cuando el diafragma sube de nivel para dejar espacio al útero

Cambios en los pulmones

Los pulmones también acusan el crecimiento del útero y en el tercer trimestre se encuentran ligeramente comprimidos

La consecuencia de esta ligera compresión es que al inspirar cabe menos aire. Por ello, la embarazada respira más rápidamente  a medida que avanza el embarazo y se fatiga antes cuando hace un esfuerzo.

Los cambios del embarazo son normales y temporales

La mayoría de las embarazadas no notan estos cambios porque se producen poco a poco y el cuerpo se adapta a ellos sin problemas

Después del parto, el cuerpo vuelve a su estado habitual.

Un gráfico que muestra como cambia el cuerpo de la embarazada paso a paso

En este gráfico interactivo del Museo de Ciencias e Industria de Chicago puedes ver cómo se desplazan los órganos de la embarazada para hacer sitio al bebé

 

Si prefieres ver las imágenes de forma más pausada, puedes hacerlo pinchando en el gráfico que aparece en la página del museo

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad