El Equipo y EMMA-Unidad de Atención a las Violencias hacia la Infancia y la Adolescencia y el Servicio de Neonatología del Hospital Vall d Hebron de Barcelona han puesto en marcha un programa para concienciar a la población de que zarandear a un bebé para calmar el llanto puede ser muy peligroso, ya que puede provocarle ceguera y otras secuelas neurológicas muy graves e incluso la muerte.

Los zarandeos (agitar o sacudir con fuerza a un bebé) provocan que la cabeza del bebé sufra movimientos de aceleración y desaceleración rápidos. Como la cabeza de los bebés tiene un gran  tamaño en proporción al resto del cuerpo y la musculatura del cuello es todavía débil hay un mayor riesgo de que se produzcan lesiones intracraneales o un traumatismo craneal, que tiene como síntomas más frecuentes la hemorragia cerebral y retiniana, las fracturas óseas y las secuelas neurológicas.

Jamás hay que zarandear a un bebé para calmar el llanto

En los seis primeros meses de 2022, el Hospital Vall d’Hebron ha detectado cinco casos de niños con síndrome del bebé zarandeado, lo que supone cuatro casos más en medio año que en todo el 2021.

Por ello, tras la puerta en marcha de el programa para prevenir el síndrome del bebé zarandeado, todos los padres, madres y cuidadores de los niños que nacen en el hospital Vall d’Hebron reciben información por parte de los profesionales de enfermería de los riesgos que supone zarandear a un bebé y reciben el tríptico informativo “¡Auxilio! No para de llorar”, elaborado en nueve idiomas por la Agència de Salut Pública de Catalunya del Departament de Salut,que incluye consejos para quienes cuidan a un bebé y advierte que un bebé con buena salud puede llorar una media de dos o tres horas al día, incluso a veces puede llorar muchas horas seguidas, sobre todo al atardecer y durante los primeros meses (lo que se conoce como cólico del lactante) .

En el tríptico se explica que los bebés lloran por hambre, cansancio, cuando están sucios o mojados si no están a gusto por alguna otra razón, y se dan consejos saludables para calmar el llanto del bebé que no deben incluir jamás el zarandeo, como cogerles en brazos, acunarles a un ritmo tranquilo (por ejemplo con un pañuelo portabebés), mimarles, darles el pecho o el  biberón, cambiarles el pañal, etc.

El zarandeo del bebé no suele ser algo premeditado por parte del adulto, sino que suele producirse en momentos de desesperación cuando los padres ya no saben cómo calmar al bebé y en ocasiones. Según explica expone el Dr. Cèsar Ruiz, jefe de Sección de Neonatología de Vall d’Hebron: “Los primeros meses de crianza pueden ser duros porque cuando bebé llora mucho o está intranquilo es habitual que los padres no puedan descansar suficiente y sientan frustración. Por ello, es muy importante contar con alternativas para manejar la rabia, el cansancio o la frustración y, si hace falta, pedir ayuda”.

Para ello se aconseja a los cuidadores hacer relevos con otras personas para calmarles y en caso de no contar con ayuda y tener la sensación de estar a punto de perder el control, dejar al bebé su cuna, de lado o boca arrba,  buscar un espacio para recuperar la tranquilidad y  pedir ayuda alguien de confianza. Si no es posible, conviene llamar a algún servicio de ayuda como el teléfono de Infancia Responde ( 116111) de la Generalitar de Cataluña o buscar ayuda con los profesionales de atención primaria (pediatra, matrona, enfermera..).

Aunque se considera normal que un bebé llore, sobre todo los primeros meses de vida, si llora más tiempo o más fuerte que de costumbre o parece que sufre hay  que consultar al pediatra.

En todo el mundo, uno de cada cuatro bebés que sufre zarandeo muere y, de los niños supervivientes, aproximadamente un 65-80% presentan secuelas
neurológicas, como deterioro motor, cognitivo o retraso mental. La Dra. Anna Fàbregas, adjunta del Servicio de Pediatría y coordinadora del equipo EMMA-Unidad de Atención a las Violencias hacia la Infancia y la Adolescencia afirma que el zarandeio. “Es un maltrato muy grave y hace falta que la población sea consciente del
daño que puede provocar a sus hijos al zarandearlos”.

En el año 2018 el Hospital 12 de Octubre también hio una campaña para alertar sobre los peligros de zarandear a un bebé con el objetivo de calmar el llanto, normalmente relacionado con el cólico del lactante. Puedes ampliar información y ver  un vídeo con consejos para calmar al bebé en el artículo Nunca hay que agitar a un bebé para calmar el llanto

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad