Hace tiempo que quería escribir sobre las bragas menstruales, la última novedad en protección higiénica para los días de la regla.

Después del boom que supuso la copa menstrual, por su sostenibilidad y el ahorro que supone en compresas y tampones, parecía imposible que apareciera otro método de higiene íntima femenina ecológico y respetuoso con el medio ambiente y sobre todo, cómodo. Pero ha ocurrido: la lencería menstrual ha llegado para quedarse.

Prácticas y discretas, las bragas menstruales son lavables y reutilizables y, por lo tanto, una opción sostenible para ahorrar dinero y residuos. Ahora bien,¿cómo son y sobre todo, cómo funcionan las bragas menstruales?

Cómo son las bragas menstruales

Según nos explica Stéphanie Leone, fundadora de la marca de protección menstrual Sister Republic, las bragas menstruales tienen el mismo aspecto que unas bragas normales, con la singularidad de que llevan en la entrepierna un tejido ultra absorbente e impermeable que drena y retiene el flujo menstrual hacia el interior para garantizar que la superficie permanezca siempre seca, Este tejido, que está escondido dentro de la braga y tiene menos de 3mm de grosor,  tiene propiedades antibacterianas para eliminar los olores desagradables. Podría decirse es como una braga que lleva en su interior una compresa reutilizable.

Cada marca de bragas menstruales usa una combinación de tejidos distinta que determina la cantidad de flujo que pueden retener. Por ejemplo, las bragas de Sister Republic llevan una o dos capas de tejido ultra absorbente (en función del nivel de absorción) y una fina capa de poliuretano impermeable y transpirable que impide fugas y manchas.

Cómo funcionan las bragas menstruales

La capa de algodón y tejido ultra absorbente que está en contacto con la vagina drena el flujo menstrual hasta la capa de tejido super absorbente que retiene la mayor parte del líquido y la fina capa de poliuretano impermeable impide las fugas.

Imagen cedida por la marca de lencería menstrual Sister Republic

Un nivel de absorción para cada momento del ciclo

Las bragas menstruales pueden tener tres niveles de absorción.

  • Light (que equivale aproximadamente a 1,5 tampones), ideal para los últimos días de la regla
  • Médium (que equivale a 2 tampones) para reglas de flujo escaso a normal
  • Súper (que equivale a 3 tampones): para reglas normales a abundantes.

Las bragas menstruales se pueden usar en cualquier momento del ciclo, de día o de noche como método exclusivo o complementario a compresas, tampones y copas menstruales. Por ejemplo, son una buena opción para las adolescentes cuando tienen sus primeras reglas, ya que pueden empezar a usarlas como complemento de  las compresas (aunque no es necesario, porque por sí solas las braguitas ya son una protección) para asegurarse así un extra de protección en cualquier circunstancia hasta que se sientan más seguras con su ciclo menstrual.

Cuánto tiempo se pueden llevar las bragas menstruales

El tiempo que se pueden llevar las bragas menstruales depende del flujo menstrual y del nivel de absorción de la braga, pero pueden durar secas hasta 8-12 horas en función del fabricante. Además, a diferencia de la copa menstrual y los tampones (que se deben cambiarlos cada 4 horas como máximo para prevenir síndrome del sock tóxico) se pueden usar para dormir.

Cada mujer  tendrá que decir cuándo y cómo utilizar las braguitas en función de las características de su ciclo menstrual. También se pueden llevar como complemento a la copa menstrual o a los tampones para estar más protegidas en casos de flujos menstruales muy abundantes, como ocurre en la menopausia con la endometriosis.

Cómo lavar las bragas menstruales

Las braguitas menstruales se pueden lavar y reutilizar durante varios años. Realmente, el poder absorbente no desaparece nunca, pero la braga se puede desgastar como cualquier otra ropa interior.

Para cuidarla bien y que dure el máximo tiempo posible, Stéphanie Leone aconseja

  1. Aclarar la braguita con agua fría nada más quitársela, hasta que el agua quede clara.
  2. Ponerla en la lavadora con el programa delicado a 30ºC con el resto de la ropa, sin suavizante ni lejía para no reducir las propiedades drenantes del material. .Lo ideal es meter la braguita dentro de una pequeña red para ropa para protegerla más.
  3. Hay que evitar la secadora y la plancha.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

2 Comentarios

  1. Laura

    Hola Marta, muy interesante el artículo. He leído en este blog que no se pueden lavar con jabón de Marsella, ¿tú qué opinas?
    Muchas gracias,

    Responder
    • Mujer y MADRE hoy

      La personas que me asesoró sobre el tema no dijo nada sobre esto solo que no se use suavizante ni lejía.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad