Si los tampones facilitaron enormemente la higiene íntima durante la menstruación, la llegada de la copa menstrual ha supuesto una auténtica revolución. La mayoría de las mujeres que la prueban ya no dejan de usarla y dicen que es cómoda y segura. Con ayuda de una fisioterapeuta experta, te cuento en qué consiste, ventajas y consejos para utilizarla.

Qué es la copa menstrual

La copa menstrual es un dispositivo de silicona quirúrgica con forma de copa que se introduce en la vagina, como un tampón, pero en lugar de absorber la sangre de la menstruación, la recoge.

Las marcas ofrecen diferentes tallas de copa menstrual para adaptarse al estado del suelo pélvico de la mujer (que suele estar más debilitado después de un embarazo).

Arantxa Salside, fisioterapeuta especializada en Fisioterapia Uroginecológica, Obstétrica, y Vascular explica que “el tamaño de las marcas suele estar orientado en función de si la mujer ha pasado o no por un parto, ya que es posible que la vagina se haya ensanchado al haber dado a luz. Pero esto puede ser así o no, porque puede haber quien no haya dado a luz y tenga la vagina más dilatada y necesite un tamaño más grande, o también puede ocurrir que quien haya dado a luz tenga una vagina menos dilatada”. Por ello, es habitual tener que probar más de una copa menstrual hasta dar con la más adecuada para cada mujer.

Ventajas de la copa menstrual

Entre las ventajas de la copa menstrual destacan

  • Su sostenibilidad, ya que está hecha de material reutilizable, libre de sustancias químicas que evita la producción de residuos como ocurre con las compresas y tampones.
  • Que no produce reacciones adversas, puesto que el material del que está hecho es hipoalergénico.
  • El ahorro que supone en támpax y compresas, ya que una sola copa menstrual puede durar años.
  • Se puede llevar durante varias horas (hasta seis, ocho o doce horas, según la cantidad de flujo menstrual). Incluso se puede dormir con la copa menstrual sin riesgo de pérdidas.
  • Con ella puesta se puede hacer deporte, bañarse, correr…
  • Igual que ocurre con los tampones, no es necesario extraer la copa menstrual para ir al baño.

Cuidados de la copa menstrual

  • Para mantener la copa menstrual en perfecto estado, conviene lavarla después de cada uso.
  • Antes de usarla al comienzo de la menstruación, se aconseja esterilizarla en agua en hirviendo durante unos 3-5 minutos para destruir cualquier microorganismo que puedan dañar la flora vaginal.
  • Durante la regla, conviene vaciarla al menos dos veces al día, si el flujo es escaso hay que lavarla y vaciarla copa como mínimo dos veces por día, y entre 8 y 10 veces si es abundante, y lavarla bien con agua cada vez que se vacíe.

Puedes ampliar información con este vídeo

 

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

1 Comentario

  1. Revista del Bebé

    Es genial que cada vez más mujeres hablan sin tapujos sobre la copa menstrual. Ojalá se acabe poniendo de moda, y, como mínimo, le haremos un flaco favor al planeta!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad

Los beneficios de la lactancia duran años y aumentan con la lactancia prolongada

Juguetes recomendados para Reyes

Consejos para proteger a los niños en internet

Permisos laborales para padres y madres

Comparte si te gusta
Publicidad
Publicidad