Según un reciente estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) separar al recién nacido de su madre por COVID-19 supone un grave riesgo para los bebés.

El informe, que se ha publicado en revista médica The Lancet EclinicalMedicine,  demuestra que la separación de los recién nacidos de sus padres (especialmente de la madre), que se está realizando en algunos países cuando  se sospecha que estos pueden estar contagiados por el Covid 19,. aumenta el riesgo de muerte y de complicaciones para toda la vida del bebé.

El estudio afirma que el contacto estrecho entre el recién nacido y sus progenitores es de importancia vital, sobre todo para los bebés prematuros o de bajo peso.

Las separación de la madre y el recién nacido por Covid se está produciendo sobre en los países más pobres, que son también los que registran mayor número de partos prematuros y defunciones infantiles. Según el estudio, el riesgo de muerte infantil aumenta  cuando no se aplica el “método canguro”, que supone que el recién nacido permanezca en contacto estrecho, piel con piel, con uno de sus progenitores, normalmente, la madre.  De hecho, la aplicación de stas separaciones motivó que se iniciara a nivel mundial, una campaña para evitar que separen al recién nacido de sus padres por el covid 19.

La OMS estima que si se aplicara el método canguro correctamente, se podrían llegar a salvar hasta 125.000 vidas de recién nacidos, ya que el contacto inmediato y prolongado de piel con piel con uno de los padres y la lactancia materna son muy  importantes para los bebés prematuros o de bajo peso y reducen la mortalidad infantil al menos en un 40%, la hipotermia en más de un 70% y las infecciones graves en un 65%.

En España, la Sociedad de Neonatología  ha recomendado  no separar a la madre y el bebé aunque la madre tenga Covid.

Por qué no se debe separar al recién nacido de su madre por Covid

La OMS ha realizado una revisión sistemática de 20 directrices clínicas publicadas en 17 países durante la pandemia de COVID-19 y ha observado que en un tercio de estas orientaciones se recomendaba separar al recién nacido de su madre si esta tenía COVID-19 o mostraba signos de esta enfermedad, lo que supone una restricción al método canguro “muy preocupante” .

En una encuesta de ámbito mundial realizada a miles de profesionales de la asistencia neonatal, publicada en un artículo en la revista British Medical Journal (BMJ) Global Health, dos tercios de los trabajadores de la salud de los 62 países participantes dijeron que no permiten que las madres con COVID-19 presunta o confirmada practiquen el contacto piel con piel y casi una cuarta parte dijeron que vetaban  la lactancia materna, a pesar de que los pediatras aconsejan  mantener la lactancia cuando la madre tenga Covid incluso cuando la cuidadora del niño no está infectada.

 

-También te puede interesar…  La OMS recomienda la vacuna del Covid en el embarazo

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad
Publicidad