«Tengo poca leche» y mi bebé no engorda lo suficiente». Según un estudio del Hospital Universitario de La Ribera (Valencia), las principales causas del abandono de la lactancia materna exclusiva son pensar que se tiene poca leche y que el bebé no coja suficiente peso, pero, en realidad, la hipogalactia ( baja producción de leche materna) es muy poco común.

Por qué tengo poca leche

La falta de leche se suele deber a que el bebé realiza pocas tomas o a que no se agarra bien al pecho y por lo tanto no saca suficiente leche.  

Salvo casos excepcionales, motivados por problemas de salud en la mujer o el bebé, todas las madres pueden producir suficiente leche materna. Pero para ello es necesario  que la lactancia se haga demanda y en exclusiva,) que el bebé decida cuando empezar y cuándo terminar y que el bebé succione correctamente para obtener la leche que necesita en cada toma, y para ello, es fundamental adoptar una  postura adecuada al dar el pecho.

La postura al dar el pecho es clave para la producción de leche

Si no se adopta una  buena postura al dar del pecho, el bebé no sacará suficiente leche, por lo que estará más tiempo succionando, se cansará y terminará por dejar de mamar sin haber vaciado bien el pecho.

Cuando el bebé no mama lo suficiente y la leche materna se acumula, el pecho se pone duro (y duele), lo que puede dificultar aún más el agarre del bebé. Esta  ingurgitación mamaria, habitual durante los primeros día de lactancia en los que es normal que el recién nacido se duerma al pecho y no lo vacíe lo suficiente, se alivia aplicando calor húmedo antes de poner al bebé al pecho y frío entre las tomas. Pero si no se trata, puede ir a más y provocar una obstrucción mamaria o conducto bloqueado (un bulto doloroso en el pecho, caliente y rojo) que podría derivar en una mastitis.

Además, si el niño no succiona bien (por ejemplo, porque está muy separado y solo coge el pezón, pero no la areola) puede provocar  grietas en los pezones, esto es pequeñas heridas, dolorosas, que incluso pueden llegar a sangrar y que, lógicamente, entorpecen más la lactancia.

Tienes más información sobre la postura correcta en los artículos Pautas para saber si el bebé mama bien y Síntomas que alertan de problemas en la lactancia

Ayuda para solucionar los problemas de la lactancia

Y es que, aunque dar el pecho es un acto natural, no es fácil al principio, porque es algo nuevo para el recién nacido y para la madre, incluso si no es el primer hijo, pues cada niño es distinto. Aunque, hoy en día,  los hospitales se facilita el inicio de la lactancia materna en el mismo paritorio y los profesionales sanitarios de la planta de maternidad suelen enseñar a la madre cómo colocar el bebé al pecho, ante el menor indicio de un problema en la lactancia es fundamental consultar cuanto antes con la matrona del centro de salud o con un grupo de lactancia materna

Hay grupos de lactancia repartidos por toda España, pero además en la era de internet, hay muchos grupos de lactancia que atiende por whatsapp.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad