Cuando el trabajo supone un riesgo para el embarazo, la salud de la futura madre o el feto, el empresario debe adoptar medidas para proteger a la embarazada o cambiarla a un puesto de trabajo que no entrañe peligro. Si no es posible, la embarazada puede pedir una baja por riesgo en el embarazo y cobrar una prestación de la Seguridad Social, equivalente al 100% de la base reguladora.

Baja por riesgo en el embarazo no es lo mismo que embarazo de riesgo

No hay que confundir la baja por riesgo para el embarazo con el embarazo de riesgo (por placenta previa, CIR diabetes gestacional, etc), situaciones  que también pueden ser motivo de baja laboral, pero que en este caso se tramitan como una prestación por incapacidad temporal por contingencia común y no como baja por embarazo de riesgo Tienes más información en el artículo Diferencias entre el embarazo de riesgo y riesgo en el embarazo.

La baja por embarazo de riesgo es habitual, por ejemplo, en profesiones donde se manejan substancias químicas que pueden ser tóxicas o radiaciones que podrían perjudicar al feto. También puede solicitarse en el trabajo por turnos y el trabajo nocturno. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dicho que las embarazadas y las madres lactantes que trabajan de noche  (aunque sea a turnos) tienen derecho a la protección específica contra los riesgos que el trabajo nocturno puede ocasionar.

Cuando las condiciones del puesto de trabajo de la embarazada tienen algún riesgo para su salud o la del feto, la empresa debe adoptar medidas para que la futura madre  pueda  seguir realizando su trabajo sin riesgo. Si  esto no posible, la empresa debe cambiar a la embarazada a un puesto de trabajo seguro para el embarazo y si tampoco es posible, la trabajadora puede pedir una baja por riesgo durante el embarazo y recibir la prestación por riesgo durante el embarazo, que abona la Seguridad social.

Este derecho se recoge en el  artículo 26 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales, que dice literalmente ” Cuando la adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo no resultase posible o, a pesar de tal adaptación, las condiciones de un puesto de trabajo pudieran influir negativamente en la salud de la trabajadora embarazada o del feto, y así lo certifiquen los Servicios Médicos del Instituto Nacional de la Seguridad Social o de las Mutuas, en función de la Entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales, con el informe del médico del Servicio Nacional de Salud que asista facultativamente a la trabajadora, ésta deberá desempeñar un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado. El empresario deberá determinar, previa consulta con los representantes de los trabajadores, la relación de los puestos de trabajo exentos de riesgos a estos efectos. Si dicho cambio de puesto no resultara técnica u objetivamente posible, o no pueda razonablemente exigirse por motivos justificados, podrá declararse el paso de la trabajadora afectada a la situación de suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo, contemplada en el artículo 45.1.d) del Estatuto de los Trabajadores, durante el período necesario para la protección de su seguridad o de su salud y mientras persista la imposibilidad de reincorporarse a su puesto anterior o a otro puesto compatible con su estado”.

La situación de riesgo en el trabajo también se tiene en cuenta durante el permiso para el cuidado de hijo lactante. Si la actividad que realiza la madre puede tener algún riesgo para su salud o la del bebé durante el tiempo que dura el permiso para el cuidado de hijo lactante (9 meses), la empresa debe cambiar a la trabajadora a un puesto sin riesgos para la lactancia. Y si no es posible, se suspende el contrato por riesgo durante la lactancia y la trabajadora recibe una prestación económica del 100% de su base reguladora. Tienes más información en el artículo  Cómo pedir la prestación por riesgo durante la lactancia natural.

Cómo pedir la prestación por riesgo en el embarazo

 
Para pedir la prestación por riesgo en el embarazo hace falta un informe del médico del Servicio Público de Salud que acredite el embarazo y la fecha probable de parto y un certificado de la empresa detallando la actividad desarrollada y las condiciones del puesto de trabajo. Tienes más información sobre cómo realizar el procedimiento en el artículo Cómo pedir la prestación por riesgo en el embarazo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Quieres recibir las últimas noticias por mail? Pincha aquí

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos para los comentarios:

  • Responsable: Marta Rubio del Castillo. Más info
    Correo electrónico: info@mujerymadrehoy.com
  • Finalidad: Moderación de comentarios para evitar el spam y gestión de suscripciones al blog. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.

  • Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional.
  • Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web en política de privacidad
Comparte si te gusta
Publicidad